Dando la nota, reseña de la película

Dando la Nota

La combinación de humor, a veces negro, éxitos musicales y baile, demostró y continúa demostrando, ser un éxito en todos los sentidos. Así, la ópera prima del director Jason Moore se ha convertido en una comedia musical emblemática,  recolectando grandes críticas y multitud de fans. 

No en vano, fue una de las grandes sorpresas del 2012, año en el que se estrenó. De esta forma, la historia de las Barden Bellas se extendió a una segunda entrega y, posteriormente, una tercera parte. En todos los casos, se consigue una película entretenida, donde Anna Kendricks, Rebel Wilson y sus compañeras muestran el lado más divertido de la música a capela. 

Sinopsis

La historia, se basa esencialmente en la novela de Mickey Rapkin, presenta así a Beca, quien se interesa poco por formar parte de un grupo de amigas. Pues, sólo anhela mudarse a Los Ángeles e iniciar su carrera en el mundo de la producción musical.

Sin embargo, para satisfacer las exigencias de su padre, termina uniéndose a las Barden Bellas. Donde conoce a chicas diferentes, que dan forma a el heterogéneo grupo de a capela. Con ellas, compartirá algunos momentos muy divertidos y otros un tanto embarazosos, mientras se abren paso hacia la cúspide de los concursos de canto universitarios.

Si bien, puede en primera instancia parecer una historia más acerca de un coro que nunca gana la final. En realidad, Dando la Nota ha conseguido armar algo que va mucho más allá, una producción única que bien vale la pena ver más de una vez

Reparto poco conocido

No cabe duda, el reparto tiene en mayor medida artistas poco o nada conocidos. Destacan apenas Anna Kendricks, quien vendría de Crepúsculo y Amor Sin Escalas, Brittany Snow y Rebel Wilson. Estas, encarnan a Beca, Chloe y Amy Fat, respectivamente. 

También lo hace Elizabeth Banks, quien no sólo participa como actriz sino que además forma parte del equipo de productores. Banks interpreta junto a John Michael Higgins, a los excéntricos y ácidos comentaristas presentes en cada torneo de acapella. 

Por su parte, el resto del variopinto grupo de chicas es interpretado por Anna Camp (Criadas y Señoras), Alexis Knapp (Proyecto X), Ester Dean y Hana Mae Lee. Estas interpretan una controladora Aubrey, una promiscua Stacy, una inescrutable Cynthia Rose y una tímida y rara Lily.

En el bando de los Treblemakers se encuentran Skylar Astin como Jesse (Girls), Adam DeVine como Bumper (Modern Family) y Ben Platt como Benji. Esto entre otros talentosos pero algo desconocidos intérpretes. 

Asombrosa banda sonora

La música, es una parte clave en Dando la Nota, formando parte de numerosas y cruciales escenas. Dado que se trata de música a capela, sobresalen los números donde toda la música se genera exclusivamente con la voz. Esto, suele ir acompañado de fabulosos momentos de baile.

En este sentido, sobresalen canciones como Party In The U.S.A de Miley Cyrus , Titanium de David Guetta, Price Tag de Jessie J o Just the way you are de Bruno Mars. Asimismo, los Treblemakers hacen lo propio con títulos como Right Round de Florida y Don’t stop the music de Rihanna.

No obstante, fue la interpretación en solitario de Cups por parte de Anna Kendrick, la que consiguiera mayor popularidad. Se mantuvo durante semanas en las diferentes listas de éxitos musicales del mundo. De igual forma, la actriz fue nominada en la categoría de Mejor Cantante Femenina de los Teen Choice Awards. 

Las siguientes escenas, continuarán con la inclusión de llamativos números musicales protagonizados por las Barden Bella. Así, se pueden mencionar canciones como Timber de Pitbull feat Kesha y Wrecking Ball de Miley Cyrus. No obstante, de esta entrega destaca Flashlight, por tratarse de una canción original. 

Por su parte, la tercera entrega pone en escena canciones como Toxic de Britney Spears, Cheap Thrills de Sia y Cake by the ocean de DNCE. Además, otros artistas interpretan Wake me up de Avicii, Zombie de The Cranberries o temas como If i were a boy de Beyonce, entre otros.

Secuelas

Dado que Dando la Nota arrasó en todos los sentidos posibles, en 2015 se estrenó la segunda entrega. Esta da continuidad a la vida de las Bellas como grupo a capela. Sin embargo, trae nuevos retos, primordialmente en la búsqueda de validar su posición como las mejores.

Además, destaca que Elizabeth Banks se ocupa esta vez de la dirección, aunque sin abandonar su papel frente a las cámaras. Además, se incorporan nuevos personajes como Emily Junk interpretado por Hailee Steinfeld (Mi Vida a los 17). 

Para la última entrega, los nuevos personajes permanecen, aunque la dirección cambia una vez más. Ahora la silla del director la ocupa Trish Sie (Un paso adelante 5). Se trata de la película que despide a las Bellas y pone fin a la saga